Tammy obedece tus deseos

TammyTammy es la chica de la barra que está para atender los deseos de los clientes; solamente tienes que pedir (en inglés) lo que deseas y ella lo cumplirá con alegrí­a y mucha seducción. Si quieres ser atendido por Tammy solamente debes ir hasta el sitio Virtual Bartender Beer.Com y comenzar a darle órdenes.

Algunas son realmente graciosas como «jump«, «sleep» o «sing«.

También tiene respuestas interesantes para «call me«, «hate me» o «chat«. O suceden cosas muy interesantes para «war» o «take out your clothes«.

Aunque no hay que dejar de probar las subiditas de tono como «kiss me«, «love me«, «dance«, «dance on the bar» o «wet you«.

Se ve que la fama ha llegado a este sitio con bastante fuerza, hasta tienen un sitio de e-commerce para vender recuerditos del sitio.

Quiero agradecer especialmente a mis alumnos de la Facultad de Ingenierí­a de la UCU por recomendarme este interesante sitio, y, por favor muchachos, pí­danle algo a Tammy que ya ven como se pone cuando nadie le pide nada 😉 (ah! si saben de más órdenes interesantes, me las comentan!)

Muchas veces yo reniego del uso indiscriminado que se hace de la tecnología flash, pero también hay que reconocer cuándo la tecnología esta brillantemente aplicada; como en este caso.

El 95% de nuestros clientes no piensan como Ud.

Que las empresas logran aumentar las ganancias tratando a sus clientes como ganado no es ninuna novedad. Atender las necesidades del 95% de los clientes con un único funcionario es mucho más lucrativo que tener un equipo de personas para conocer y solucionar los problemas del 5% restante.

Mi formación reaccionaria me impide ser del 5% y mantener mi boca cerrada. Hay que explicarles a los Gerentes que con un mí­nimo esfuerzo el 5% es atendible, conformable y gerenciable.

Recientemente he abierto una cuenta en Discount Bank L.A. y resulta que los datos de los movimientos de mi cuenta me los envía­n en formato MS-Word, con lo cual requiere que tenga instaladas herramientas de Microsoft, con el sistema operativo de Microsoft, con un PC de arquetectura Intel. Por favor! (la opción es ir hasta el banco e imprimir el Estado de Cuenta en un terminal).

Así que he enviado una carta al Banco, que reproduzco a continuación:
Seguir leyendo

The Chichaplanet Effect

Estoy emocionado!! He ingresado a la cultura chicha por la puerta grande! En efecto, mis amigos peruanos, me han honrado haciéndome suscriptor del Chichaplanet.

Claro, a estas alturas, Ud. se estará preguntando qué es todo esto la cultura chicha, qué es el Chichaplanet y qué tipo de amigos tengo en Perú. Bueno, le adelanto que las respuestas son todas desagradables:

La cultura chicha por lo que entendí, es cómo se le dice en Perú a toda la incultura social que ha evolucionado en los últimos tiempos, a su ropa, a su modo de hablar, a su modo de ser, a su música, etc. etc., tal vez, como consecuencia del mismo término usado para referirse al comercio informal (o de dudosa legalidad) que hay en las calles peruanas.

El famoso Chichaplanet es la degradación de la tecnología web mediante la mezcla en una única página de las opiniones vertidas en sus repectivo blogs, de gente desagradable y con dudoso nivel intelectual, entre los cuales, por supuesto estoy yo y este blog.

Y mis amigos de Perú, mejor ni hablo de ellos….. ponque tendría que nombrar a gente como el famoso Tabo, por culpa del cual estoy suscripto al Chichaplanet…. y otra gente, que trato de olvidar, pero retornan recursivamente en mis peores pesadillas (como los días de abusos y parranda que acabo de vivir en Lima 😉

Y, como no podía ser de otra manera…. el Chichaplanet ha sido el medio por el cual, me han espameado el blog con millones de mensajes de un tipo de poker en internet. Gracias Chichaplanet por exponer así mis zonas más íntimas!!

Y levanto mi vaso de chicha y brindo con todos! 🙂

Featuritis en Software Libre

Featuritis es un término acuñado con la mezcla del anglicismo feature (característica, propiedad, funcionalidad, prestación) y la desinencia itis (con la que se designan en medicina las inflamaciones), para identificar el momento del desarrollo de una aplicación en el que se dispone de tantas funcionalidades y prestaciones que complican la usabilidad del fin principal de dicha aplicación.

En el mundo del software privativo la featuritis es la consecuencia de la sobre oferta de plug-ins, propagandas y otras funciones «cerradas» que llegan al usuario para «utilizar mejor» la herramienta. También la featuritis está motivada por la necesidad de ofrecer al mercado nuevas mejoras (que muchas veces no son necesarias) pero que terminan siendo importantes argumentos de venta para la nueva versión, forzando la aparición de necesidades (inexistentes) en los usuarios. Ejemplos hay muchos, desde hace un tiempo estoy recolectando capturas de ellos:

Office Office Explorer Explorer XP

En el mundo del software libre las aplicaciones son más modulares y no tenemos la presión de forzar necesidades en los consumidores. La frase lo que se necesita es muy utilizada para definir el alcance de una aplicación. Por otro lado, siempre digo que es posible adaptar la herramienta, quitar lo que no necesito, juntar las mejores funcionalidades de dos herramientas distintas….. pero llevado al terreno prácitco, es realmente así la realidad del software libre? puede una aplicación de software libre sufrir de featuritis?
Seguir leyendo