Nadie entiende la nube, es un misterio

El software libre que actualmente tiene mayor desarrollo, que involucra a miles de desarrolladores y decentas de empresas alrededor del Mundo e incorpora funcionalidades a un ritmo de vértigo es precisamente un software para computación en la nube llamado OpenStack. Trataremos de entender qué es la nube y cómo mediante este software libre (y otros) podemos apropiarnos de la tecnología de punta y crear nuestra nube privada.

Público objetivo: Estudiantes de carreras de informática, profesionales de informática administradores de sistemas, empresarios y emprendedores en general.

Requisitos: Nivel básico

Conferencia dictada en:

FLISOL 2015 en Florida

FLISOL-Florida-2015

Este próximo fin de semana se realiza el evento de Software Libre más grande de Hispanoamérica: el Festival de Instalación de Software Libre (FLISOL) que este año 2015 se realiza conjuntamente en 20 países  y en varias ciudades en cada uno de ellos.

En Uruguay se realiza en las ciudades de Florida, Montevideo y Paysandú. Tendré la oportunidad de participar en la primera con una presentación que he titulado «Nadie entiende la nube, es un misterio!»,  no solo para hablar de computación en la nube, sino para ver opciones de software libre (como OpenStack) para apropiarnos de la tecnología.

Aqui dejo el enlace a la noticia del FLISOL 2015 en Florida y el video promocional que los compañeros de Comunidad Florida Libre (CFL) han preparado

Seguro será una jornada para recordar.

SFD 2014 en Paysandú

sfd2014

Este próximo sábado 20 de setiembre se celebra el «Día de la Libertad del Software«, para la oportunidad los amigos de LinuxPay me han invitado a participar en el evento que co-organzian junto con LinuxSalto en la ciudad de Salto.

Aquí la nota oficial del evento.

Segrá un gusto asistir y una excelente oportunidad para compartir las cosas que se están haciendo con software libre.

Análisis del art. 2 del Proyecto de Ley de Software Libre y Formatos Abiertos en el Estado

El proyecto de Ley de «Software Libre y Formatos Abiertos en el Estado» ha recibido la media sanción en su proceso legislativo, o sea que la Cámara de Diputados ha encontrado mérito para convertirlo en Ley.  Actualmmente está esperando para ser considerado por la Cámara de Senadores, luego de lo cual, obtendría su sanción como Ley o si es modificado, volvería para su consideración por los Diputados.

Una vez aprobado en Diputados, este proyecto recibió fuertes palabras en contra proveniente de actores relevantes del ambiente informático de mi país:

La Cámara Uruguaya de Tecnologías de la Información (CUTI) manifiesta su preocupación ante la eventualidad de la Ley y, en dichos de su Presidente, que  «no entendemos que deba tener una preferencia específica».  De la lectura del artículo queda claro que tampoco entienden qué es el Software Libre pues parecen estar tan zambullidos en sus paradigmas que tienen dificultades para entendelo o, por el contrario, lo entienen muy bien y buscan sembrar miedo, incertidumbre y duda sobre las consecuencias futuras de la Ley.  De lo que adolece el artículo de la CUTI es de una crítica seria y sensata sobre el proyecto de Ley, una lástima, más teniendo en cuenta que varios de sus socios ofrecen soluciones licenciadas como Software Libre.

También la Asociación de Informáticos de la Administración Pública (AsIAP) emitió un comunicado en el que indica que no está de acuerdo en que el Estado prefiera un determinado tipo de licenciamento sobre otro, o sea para la AsIAP la situación actual es la correcta, donde el licenciamiento y las obligaciones que el Estado adquiere son discresionales a cada jerarca que compra licencias y donde no existe una política (por reglamentación, legislación o directiva) que considere cuál es el licenciamiento que más conviene al Estado. Si bién termina siendo una posición respetable, entiendo que los informáticos de la AsIAP no se han «puesto en los pantalones» de su empleador (el Estado) y que no están teniendo una visión estratégica desde su punto de vista, que podría ser a favor o en contra de la Ley, pero que nunca debería ser: dejen todo como está, no toquen nada ni den preferencia nada, como sugiere el comunicado.

Los distintos colectivos e instituciones que promueven el Software Libre han emitido, como era de esperarse, un comunicado a favor: UyLUG SLU CeSOL

No obstante, han surgido recientemente algunas discusiones en cuanto al artículo 2 de este proyecto de Ley, que han llevado incluso a que la propia Free Software Foundation modifique sus recomendaciones para los Estados que desean incorporar Software Libre.

El artículo 2 dice:

Artículo 2.

En las instituciones y dependencias del Estado mencionadas en el artículo 1º, cuando se contraten licencias de software se dará preferencia a licenciamientos de software libre. En caso de que se opte por software privativo se deberá fundamentar la razón basada en aspectos técnicos que no puedan ser resueltos con software libre.

En caso de que el Estado contrate o desarrolle software, el mismo se licenciará como software libre, incluyendo el acceso como software libre al o los programas necesarios para el desarrollo. El intercambio de información realizado con el Estado, a través de Internet, deberá ser posible en, al menos, un navegador de Internet licenciado como software libre.

y la discusión está dada cuando el inciso segundo agrega acceso como software libre al o los programas necesarios para el desarrollo cuando se contrata o desarrolla software.

El articulo determina dos escenarios bastante diferentes, uno en cada inciso: el primer escenario es cuando el Estado contrata licencias de software (inciso primero) y el segundo escenario es cuando el Estado contrata software o desarrolla software (inciso segundo).

El primer inciso tiene como objetivo fijar una tendencia a los procesos de contratación de licencias de software. Debemos recordar que las licencias de software es el método tradicional para poder utilizar e instalar software creado por terceros. Este inciso busca dar una preferencia a los licenciamientos libres y deja abierta la puerta a licenciamientos no libres siempre que se exprese las razón de carácter técnico frente a un eventual competidor con licencia libre.

En oposición a lo que expresa AsIAP, este inciso no limita las opciones que se tienen hoy en día disponibles. Sí se marca una tendencia, una preferencia y se obliga a los licenciamientos no libres una carga adicional: la de expresar los motivos técnicos por los cuales se optó por un licenciamiento no libre. Pero, limitación no hay.

El requisito de la fundamentación solo se configura cuando se tiene la opción de elegir entre uno u otro licenciamiento. En caso que las ofertas que recibe el Estado, en un proceso de compra, sean solo de software con licenciamiento no libre, no existe la posibilidad de preferir otra cosa, por lo tanto, tampoco se configura la carga de la fundamentación.

El segundo inciso es mandatorio y no tiene opción. Aquí el argumento de AsIAP sobre la limitación de opciones es de recibo. A partir de la aprobación de esta Ley el Estado no podrá contratar o desarrollar software si ese software no es licenciado como libre (cuando lo entregue a un tercero, ya lo explicaré).

Personalmente no me queda claro qué pretende decir el Legislador cuando indica «contratar software«. Hay dos interpretaciones posibles por un lado entender «contratar software» cuando es utilizado «en la nube» (acceso a un software de terceros) del cual se contrata su goce. Y por otro lado, «contratar el desarrollo de software», que es, a mi entender lo que se pretende decir. Lamentablemente, se perdió la oportunidad de aclarar este punto y será el la Reglamentación la que fije el alcance del término. Lo que si queda claro, es que «contratar software» no es «contratar licencias de software» ya que esta última la define el inciso primero.

Otro punto de discusión sobre este segundo inciso es cuando dice «el acceso como software libre al o los programas necesarios para el desarrollo», por varios motivos:

Uno de ellos es obligar al proveedor de software a analizar y justificar el licenciamiento del software que utilizó para el desarrollo. Si un proveedor es contratado para desarrollar un software para el Estado, deberá incluir el accesso como software libre a los programas de desarrollo, o sea que será su carga garantizar este punto.

Otro es que el Estado no podrá usar nunca más herramientas de desarrollo de ningun tipo de software que no sean software libre. Siempre que el Estado desarrolle un software, en caso de entregarlo a un tercero, deberá licenciarlo como software libre (como obliga el inciso 2) y deberá incluír el acceso como software libre a los programas de desarrollo. Es decir, en este caso el Estado sería proveedor de si mismo y le corresponden las mismas obligaciones que a un proveedor contratado.

Pero, por otro lado, el licenciamiento es algo que ocurre solamente si un software se entrega a un tercero. Es la forma en que los derechos de autor son «abiertos» para otra persona goce de la obra, pero si la obra queda en el ámbito del autor, no se configura el licenciamiento.

En esto el inciso segundo también es claro, cuando se «desarrolle software, el mismo se licenciará como software libre«, pero no se obliga a que el Estado entregue su software a un tercero. Es decir, hasta que el software no sea entregado a un tercero no requiere licenciamiento y no se activan las obligaciones de la Ley; pero también siempre que el software se entregue a un tercero, el licenciamiento deberá ser libre.

Por este motivo, el inciso segundo habilita la contratación o el desarrollo de software para uso propio con cualquier herramienta de software con cualquier tipo de licenciamiento. Y, si el Estado desea entregarlo entregar a un tercero, deberá ajustarse a los requisitos del inciso segundo (licencia de software libre e observar las licencias del software necesario para el desarrollo)

Y, por último, también me abre duda del alcance de los «programas necesarios para el desarrollo» que deberán ser incluidos como software libre. Si un programa necesario para el desarrollo debe ser inculido como software libre, este se configura como un software libre que recibe el Estado y por ende los programas necesarios para su desarrollo también deben ser incluídos, una vez incluídos, también habría que incluir los programas necesarios para el desarrollo de estos últimos y así ilimitadamente. Sería ilegal, según el inciso segundo, que el Estado reciba un software libre cuyas herramientas de desarrollo no son software libre, si en algun momento desea entregarlo a un tercero.

Existe mucho software libre que para poder ser ejecutado en ambientes específicos solamente puede ser desarrollado con herramientas no libres. Con el inciso 2, el Estado se limita a no utilizar este tipo de software y por lo tanto el hardware que requiere esos ambientes; hasta tanto no exista un software libre para desarrollar en esa plataforma, o siempre y cuando se decida no entregar a un tercero el software.

De mi punto de vista el Legislador debería ser más claro a la hora de legislar sobre este tema. Por un lado, no cerrar a opciones únicas en el inciso segundo (como critica AsIAP) y por otro lado, definir claramente los alcances.

Virtualización con Software Libre, en el camino hacia la nube

Virtualización es un concepto que “está de moda”, pues es un término de moda junto al concepto de consolidación, que ha encontrado tierra fertil en los recursos de CPU y memoria que cuentan los equipos actuales. No obstante ello, virtualización es un concepto que se remonta a los orígenes de la computación, cuando los recursos eran escasos (para los estándares actuales) y más aún, existen diferentes paradigmas para virtualizar que traerán mejoras a la hora de implantar soluciones. Conocerlos y aplicar la solución adecuada a nuestras necesidades es lo que es lo que busca esta presentación. Bajo licenciamiento de Software Libre se desarrollan varios software que atienden a uno u otro paradigma, de forma que el administador del datacenter puede optar entre varias soluciones. Y lo mejor de todo, puede ser el puntapié inicial para llevar nuestro datacenter a una infraestructura de nube…. si, también con herramientas de Software Libre.

Público Objetivo: Administradores de centros de datos, gerentes en el área de tecnologías de la información, técnicos en informática.

Requisitos: Conocimiento en redes, sistemas operativos.

Conferencia dictada en:

  • 11 may 2012 – Avanza 2012 – Complejo torre de las Comunicaciones, Montevideo, Uruguay

FLISOL 2012 Rivera

Este año tengo el gusto de poder viajar hasta la norteña ciudad de Rivera para participar del Festival Latinoamericano de Software Libre.

Desde ya estoy muy entusiasmado con la idea, pues será la oportunidad de conocer a más gente que le pone el hombro a esto del Software Libre.

Viajo con José Mignone, que se viene desde Carmelo y Fernando Da Rosa, quién ha publicado en su blog una reña de este Flisol 2012.

Mi participación está pensada para presentar las características de Linux en el Servidor Corporativo, que ya he presentado otras veces.

Linux: tecnología disruptiva

Leo en IT PRO un artículo de Richard Hillesley donde se pregunta si Linux es una tecnología disruptiva (en Inglés), del cual tomo algunas de sus consideraciones para dejar aquí un resúmen, traducido libremente por mi.

Entiendo que algo es disruptivo cuando produce una ruptura brusca, ya sea de un objeto, de un contexto social, de un proceso productivo, o cualquier otro concepto que puede ser roto. Según Hillesley en su artículo, una tecnología disruptiva es aquella que tiene a quebrar la cultura de precios y beneficio existente y tiene a abrazar una cultura opuesta a la que le precede.

Cuenta Hillesley, que el concepto fue acuñado por el Prof. Clayton M. Christensen, de la Escuela de Negocios de Harvard, basado en sus observaciones del «dilema del innovador«, cuando las nuevas tecnologías llevan a que grandes empresas fracasen, generalmente por ignorar las mismas.

Hillesley hace un interesante análisis de cómo Digital Equipment Corp. (DEC) siendo lider del mercado no aceptó el fenómeno PC y terminó siendo comprada por Compac, que basa su negocio en el PC. Mientras que por otro lado IBM, a pesar de liderar el mercado, se remodeló a una compañía que abraza los estándares abiertos.

El artículo aborda el análisis de la forma libre, abierta y colaborativa de Linux:

Linux en sí no representa ningún gran salto de tecnologías anteriores, pero ha llevado a una revolución tecnológica que se basa en la concesión de licencias de software libre. El modelo de desarrollo de código abierto, facilitado por la Licencia Pública General GNU (GPL), representa un reto y una oportunidad a la industria a reconsiderar la manera en que la información y la tecnología es utilizada y compartida entre los individuos y organizaciones, y en algunos sectores – sobre todo el sector de los servicios financieros – el desafío parece haber sido aceptado.

entonces, Linux no es una tecnología disruptiva:

Lo disruptivo termina siendo la licencia y su distintivo es el proceso de compartir frente al de reserva de derechos de las leyes de Derechos de Autor.

La conclusión de Hillesley es clara:

La GPL y sus cláusulas que exigen que cualquier cambio en el código de ser devueltos a la comunidad, puede ser la tecnología disruptiva, mientras que Linux es el principal beneficiario.

Empresas por el Software Libre

Existió un tiempo en que el Software Libre era cosa de hippies y nerds peludos (actualmente nerds gordos y pelados), una época en que licenciar como Software Libre las producciones intelectuales de software era alinearse con comunistas

Por suerte, esto está deprecated (obsoleto!), aunque siempre aparece algun iluminado que llega a estas conclusiones, como dije superadas. Las empresas se han dado cuenta el ahorro y el aumento de las ganancias que está detrás del Software Libre: recorriendo La Red encontré sitios corporativos dedicados a compartir Software Libre.

Google

IBM

Intel

JPos

Uruguay También!

Microsoft

Sun Microsystems

Los que quieran pueden seguir pensando que competir con secretos, por incompatibilidad y con usuarios rehén, es más lucrativo…; otros se lo cuestionan…; otros tienen clarísimo que no es un camino sustentable.

La lista se puede aumentar… adelante, comenten y coloquen enlaces a sitios relativos a sitios de Software Libre de distintas empresas.

Yo apoyo al Software Libre con $

Mucha gente cree que el Software Libre es gratis… que los desarrolladores programan «de onda«, que entonces no hay gastos porque usan servicios gratis. Pues no es así, cuando un software llega a un nivel importante como Firefox, Openoffice o Amarok los gastos realmente se incrementan, no solo en desarrollo (calidad, seguridad, etc.), sino en promoción, manuales, etc. etc.

Es interesante también ver como la misma persona que no tiene ningún problema para pagar la licencia de un Windows, o para pagarle al vendedor de copias ilegales (forma más común de «comprar» un Windows), no entiende que el Software Libre es legal y también debe pagarlo (o colaborar con él).

Al menos yo, prefiero 1000 veces mandarle un dinero a un desarrollador de Software Libre que dárselo a un vendedor inescrupuloso y oportunista de copias ilegales de cualquier software (y pa que? pa ser un ilegal de un software privativo???)

En este sentido, me acabo de enterar a traves de PicandoCódigo de la campaña iniciada por Amarok para recaudar dinero para sus gastos anuales (10.000 euros!!!), y yo ya hice mi aporte (unos humildes US$ 10 dólares).

Ah, vos no usas Amarok??? Pero usas Openoffice? Usas Firefox?

Recta final a las Jornadas Regionales

El próximo miercoles 20 de agosto comienzan las Jornadas Regionales Sobre Software Libre en la Universidad de Belgrano, en Buenos Aires.

Esta octava edición de las Jornadas volverán a marcar un hito en lo que a contenido e invitados internacionales se refiere, lo que justifica el esfuerzo en concurrir.

Tendré el honor de presentar dos conferencias:

y conducir un taller que he llamado «Virtualizacion de sistema operativo: la niña bonita sin novio» donde abordaré en forma práctica la virtualización y consolidación de servidores en una forma sencilla y rápida.

Nos encontramos en las Jornadas!