By | 12 febrero, 2006

¬ęDestruir es m√ɬ°s f√ɬ°cil y mucho m√ɬ°s espectacular que crear¬Ľ, afirma Anthony Bergess en la introducci√ɬ≥n a su libro La Naranja Mec√ɬ°nica, por eso es que sentimos un instintivo atractivo por la la desconstrucci√ɬ≥n (llamado como sea: violencia, destrucci√ɬ≥n, agredir, oponerse, molestar, etc.). Cualquiera que alce su voz y hable en contra de algo o alguien es bienvenido y razonablemente interesante; algunas veces solo prestamos atenci√ɬ≥n a sus argumentos, otras, las menos, hacemos de estos argumentos, carne propia.

La escencia del Software Libre aborda la problemática de la Sociedad de la Información desde el punto de vista constructivo. Y esto es muy novedoso y diametralmente opuesto a lo anterior; es precisamente donde se encuentra el pie de apoyo del éxito del Software Libre para la transformación de ciertas estructuras en la Sociedad de la Información.

La receta constructiva es super simple:

Cuando una persona se enfrenta a un problema (inform√ɬ°tico), procede a solucionarlo, siguiendo el criterio propio y atendiendo a necesidades propias. Pero esa solucion se comparte de forma que pueda servir de soluci√ɬ≥n a otros. Y, si alguien encuentra que el criterio utilizado no se adapta a las necesidades propias, puede adaptarlo (mejorarlo) y as√ɬ≠ llegar a su propia soluci√ɬ≥n, que vuelve a compartir … en un espiral que acaba cuando la soluci√ɬ≥n deja de ser √ɬļtil.

Esta receta es, en principio, egoista:

  • No se consulta a otros para saber si tiene necesidades semejantes
  • No se escucha (si no se desea) a otros para establecer la solucion

pero, a su vez es fraternal:

  • Una vez que sirvi√ɬ≥ de soluci√ɬ≥n para mi, la comparto (la libero)

Con unos resultados interesantes:

  • Se reconoce a qui√ɬ©n enfrent√ɬ≥ el problema y arm√ɬ≥ la primer soluci√ɬ≥n, como lider.
  • Solo los que trabajan en construir sobre la misma soluci√ɬ≥n son reconocidos.

Esto yo lo encuentro muy sólido ya que permite trabajar de forma egoista y a su vez solamente obtiene reconocimiento el que está capacitado y comparte.

No obstante, la actual visibilidad que ha obtenido el Software Libre, ha llamado dentro de La Comunidad a personas que buscan obtener reconocimiento en base a la deconstruccion; yo los llamo Los Políticos. Los Políticos son claramente identificables pues han adoptado un perfil característico:

  • Generalmente no construyen, no participan de ningun proyecto que aporte tecnolog√ɬ≠a, no tienen nada para compartir (a excepci√ɬ≥n de sus deconstrucciones).
  • Trabajan exclusivamente en el √ɬ°rea de la defensa del Software Libre, lo que en ingl√ɬ©s se define como advocacy.
  • Asumen pepeles de m√ɬ°rtires siempre atacados y se manifiestan exclu√ɬ≠dos de c√ɬ≠rculos de decisi√ɬ≥n, los que les permite alzar el dedo para acusar de falta de transparencia y anti-democor√ɬ°ticos a sus semejantes.
  • En lugar de obtener prestigio dentro de La Comunidad por sus m√ɬ©ritos, acceden a espacios mediante un continuo hostigamiento de sus pares, hasta que √ɬ©stos se hacen a un lado.
  • Mezclan f√ɬ°cilmente y de exprofeso Software Libre con ideas pol√ɬ≠ticas de izquierda, lo que les permite obtener r√ɬ°pidamente simpat√ɬ≠as y seguidores.

As√ɬ≠, el resto de La Comunidad que busca alcanzar objetivos por el m√ɬ©todo constructivo se ve impactada por estos activistas Pol√ɬ≠ticos, abriendoles espacio para explicar sus elucubraciones y enfrasc√ɬ°ndose en in√ɬļtiles discusiones, olvidando el m√ɬ©todo constructivo que est√ɬ° llevando al √ɬ©xito al Software Libre como fen√ɬ≥meno colectivo de manifestaci√ɬ≥n social.

Creo que es hora de pensar en la esencia de lo que hacemos por el Software Libre y dejar que Los Políticos sigan parloteando lo que quieran, a pesar de que resulte atractivo, y comenzar a preguntarse quién es quién dentro de La Comunidad.

3 Replies to “Los Deconstructores y el Software Libre”

  1. Juan Jose Guerra Astiazaran

    Es interesante su observación.
    Hasta una semana antes del release de Sarge, era un usuario de WindowsXP. Lo primero que uno percibe cuando comienza a relacionarse con personas avocadas al soft libre son los fanatismos, regalan su tiempo en eso.
    Mientras estan ideando ¬ęrebeldias¬Ľ siempre de sue√ɬĪos irrealizables, la competencia esta trabajando arduamente con el incentivo que nos guste o no mueve al mundo: el dinero.
    Personalmente me interesa Linux por la estabilidad y solidez que representa con respecto a su contrincante.
    Me interesa su tecnología como invención, y también me pasa que a medida que cuanto más lo conozco veo que me interesan más planos del OpenSource.
    Los ¬ęPol√ɬ≠ticos¬Ľ segregan como lo hacen sus ¬ęenemigos¬Ľ , son exactamente lo mismo, y la verdad ya a mi edad estoy harto de esos personajes.
    Aprovecho la ocasi√ɬ≥n para preguntarle si tiene idea de alg√ɬļn lugar donde dicten cursos sobre Linux y el OS en general.
    Saludos

  2. El G@llego

    Esta historia es conocida. La veo repetirse aqu√ɬ≠ y all√ɬ≠. En muchos √ɬ°mbitos, no solo en el del Software Libre. Hace unos d√ɬ≠as miraba en CNN una entrevista a Roberto G√ɬ≥mez Bola√ɬĪos (Chespirito) y el citaba a alguien que dec√ɬ≠a ¬ęLa pol√ɬ≠tica es algo tan feo, que uno la pone al lado de la palabra madre, que es hermosa, y la convierte en suegra¬Ľ. Excelente descripci√ɬ≥n, para mi gusto.

  3. Antonio Ognio

    Felicitaciones Rodolfo por un haber publicado un texto tan l√ɬļcido y conciso sobre un tema tan importante. Hoy dia he aprendido algo muy interesante sobre el software libre y te lo agradezco. De hecho, uno podr√ɬ° estar muy metido y todo pero cuando las palabras correctas transmiten las ideas correctas todo adquiere sentido y hasta belleza. √ā¬ŅCreo que a eso llaman poes√ɬ≠a no? Bueno, el art√ɬ≠culo tampoco llega a taanto como para llamarlo poes√ɬ≠a pero como editoral es brillante. Tratar√ɬ© de darle difusi√ɬ≥n en las esferas en donde tengo alguna influencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *